La trampa estaba en que al clicar sobre él, el email se reenviaba a todos los contacto del usuario, y además le redirigía una web de apariencia similar a Google Drive para que introdujera sus credenciales y así quedarse con ellas.

Como se puede ver en la imagen, la apariencia de la falsa web era muy realista, por lo que muchos usuarios han caído en la trampa.

Google ya ha comunicado que la cuenta desde la que se mandaba estos emails (con el dominio mailinator.com) ya ha sido eliminada, así como las webs falsas que secuestraban los datos de acceso, y además han actualizado el portal de Safe Brownsing para evitar males mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here